Diabetes, como hacerla más llevadera con la alimentación

La diabetes mellitus es una condición en la cual el cuerpo no puede metabolizar correctamente el azúcar. Las complicaciones incluyen con frecuencia la ceguera, enfermedades del corazón, mal funcionamiento de los riñones y problemas de circulación en las extremidades.

La diabetes se desarrolla a saber por dos patrones básicos. En el inicio de la diabetes juvenil que es difícil de curar. Aún así, si se sigue una dieta a base de alimentos amiláceos(con almidón) y fibra adecuados, con frecuencia se puede crear una reducción en la toma de insulina de por lo menos hasta un tercio de la cantidad.

En el inicio de la diabetes más común, la de adulto, se produce insulina suficiente, pero su uso, por las células del cuerpo, se bloquea simplemente por los efectos de una dieta rica en grasas. Comer azúcar blanca refinada y otros azúcares simples también contribuyen a la diabetes, porque en exceso se convierten en grasas en el cuerpo (no debemos olvidar que la mayoría de los alimentos envasados tienen como conservante el azúcar). Cuando se sigue una dieta baja en grasas y carbohidratos complejos(granos no refinados, verduras y legumbres por varias semanas, aproximadamente el 80% de los diabéticos pueden suspender la insulina y medicamentos completamente, y el 20% puede reducir su dósis.

Tanto en la diabetes infantil como en la adulta, demasiada azúcar en la sangre, los riñones la eliminan a través de los fluidos. La reducción de fluidos en el cuerpo es acompañada de sed, inflamaciones, infecciones, adelgazamiento, lengua roja.

La dieta basada en un alto grado de grasas también causan estancamiento en el hígado, una condición de exceso que desequilibra el bazo-páncreas a través del ciclo de destrucción que estudia la medicina china de los cinco elementos y que hoy ya se estudia en las universidades de occidente (Medicina Integrativa). En consecuencia, las secreciones pancreáticas como la insulina se hacen menos efectivas.

El remedio obvio es consumir una menor cantidad de alimentos que tensionan el hígado (marcados en rojo en la tabla adjunta) y debilitan

el bazo-páncreas. Se debe evitar el uso de alimentos grasosos y grasientos(carnes, huevos, queso, mantequilla, aceite en exceso, oleagino

sas y semillas) y evitar los alimentos desnaturalizados (harina refinada y azúcar blancas, las grasas hidrogenadas sintéticas como la mar

garina y los productos tóxicos y los ingredientes químicos), los alimentos demasiado dulces, salados y picantes. Evitar también cenar tarde

y en exceso, así como combinaciones complejas de alimentos. Las comidas frecuentes(cuatro o cinco veces al día) ayudan a estimular la

producción de insulina.

Drogas Alcohol Cafés Tés Gasesosa Azucares Miel
Helados Chocolat Fructosa Sacarina Agar Espirulina Clorela
Especies Curry Pimienta Mostaza Ajo H aromat Frutas
Patata Pimiento Tomate Berenjen Espinaca Acelga
Melaza c. Amasake JCM Pasas Albaricoq Orejones Manzana
Peras Melocot Nisperos Cerezas Fresas Sandía Melon
Sesamo S. Girasol s.Calabaz Almendr Avellanas Nueces Cacahuet
Calabaza Zanahori nabos puerro, Cebolla Brecol Judias v
Boniato Coliflor Algas Garbanzo Lenteja gisantes Judias
Tofu Tempeh Seitan Azukis pasta semola cebada
Avena Sarracen Quinoa Pasta arroz mijo pescado
Carnes Grasas sa Quesos Huevos Embutid Jamon Pizzas
Hornead Miso Sals soja Tamari Umebosh sal

Los nutricionistas han identificado al cromo, zinc y manganeso como factores que controlan los niveles de azúcar en sangre. Estos minera

les se han eliminado en el proceso de refinamiento del azúcar, harina, sal refinada y muchos alimentos altamente procesados. En los

granos integrales y ecológicos se encuentran estos minerales.

Con el propósito de una mayor absorción mineral, se puede utilizar clorofila. Además, y debido a que la clorofila cataliza la renovación

celular, las expectativas a largo plazo para la diabetes se vuelven más optimistas, pues ayudan a reconstruir un páncreas dañado.

Recomendaciones generales:

  • No comer tarde o en exceso.
  • No tomar alimentos que tensan el hígado y como consecuencia al bazo-páncreas.
  • Comer granos integrales y ecológicos( a granel y mas económicos en tu espacio de vida sana Luz y Tierra). Absorción lenta de azúcar.
  • Tomar clorofila. Hervir hoja verde como las judías verdes y enfriarlas para que la conserven. Clorela y espirulina en cápsulas.
  • No tomar alimentos grasientos.
  • Masticar lentamente. Se asimilan mejor los nutrientes, en particular los carbohidratos complejos, pues su digestión comienza en la saliva
  • Al tener una sensación de saciedad con la buena masticación evita que un diabético coma excesivamente lo agrava la diabetes.

Fuente: Sanando con alimentos integrales (Paul Pichford). Tradiciones asiáticas y nutrición moderna.